EDUCACIÓN SEXUAL

EDUCACIÓN SEXUAL

¿Cómo hablar de sexo con tus hijos?

Actualmente los niños y jóvenes están expuestos a mucha información respecto al sexo a través de la televisión e internet, también es probable que en la escuela le estén enseñando algunos conceptos de salud sexual, sin embargo, es muy importante que se reciba educación sexual en el hogar ya que tu hijo tarde o temprano tendrá que enfrentar diversas situaciones y podría no escuchar o comprender todo lo que necesita saber para tomar decisiones respecto al tema.

La educación sexual en la familia no se limita a explicar cómo vienen los niños. Debe mostrar cómo adquirir información, formar actitudes y valores sobre la identidad, las relaciones, la intimidad. Incluye el desarrollo sexual, la salud reproductiva, las relaciones interpersonales, el afecto, la intimidad, la imagen corporal y el género. La educación sexual concierne a las dimensiones biológicas, psicológicas y socio-culturales.

Para muchos padres es angustiante la idea de tener que hablar con sus hijos de sexo por temor a no saber que decir o cómo decirlo, hay mucha inseguridad y no saben cómo tocar el tema.

educación sexual

Te presentamos algunas claves para hablar de sexualidad con tus hijos:

  • • Darle al tema la seriedad que requiere
  • • Responde todas sus preguntas e indaga más sobre el tema
  • • Explica muy bien todos los riesgos sin infundir miedo
  • • Utiliza términos entendibles pero claros y concisos
  • • Asegurarte de haber resuelto todas sus dudas
  • • Por ningún motivo debemos mentir

Es conveniente empezar a hablar de sexo con tu hijo desde el momento en que él comience a conocer su cuerpo y a nombrarlo. Para los niños es muy importante que cada parte de su cuerpo tenga un nombre y no un "apodo". La educación sexual de los adolescentes incluye abstinencia, violación, homosexualidad y otros temas difíciles. Si te incomoda hablar o contestar ciertas preguntas sobre el sexo, tal vez puedas pedirle ayuda a un familiar o al médico de tu hijo para explicar ciertas cosas.

Recuerda que con tu apoyo, tu hijo puede llegar a ser un adulto sexualmente responsable, muestra una actitud que le genere confianza para que siempre que sienta alguna inquietud pueda acudir contigo sin temor a ser juzgado, sé honesto en todo momento y así ellos podrán estar seguros.