Conócenos

Santa Coleta es mas que un hospital

Un encuentro con la misericordia

Somos una institución dedicada al cuidado y preservación de la Salud. Nuestro compromiso responde al respeto y a la defensa de la vida en cualquiera de las etapas de su evolución y desarrollo.

Iniciamos esta labor en 1974, y gracias a la confianza depositada por nuestros pacientes, así como la calidad en la atención y los cuidados que hemos ofrecido, han permitido nuestro crecimiento.

Compartiendo el nombre con una de nuestras fundadoras, el nombre del Hospital es en conmemoración a Santa coleta, Gran mística y reformadora de las tres órdenes franciscanas.

Portada

Santa Coleta Boylet de Corbie

Virgen, 1381-1447 Fiesta: 6 de Marzo.

Nació en Calcye Francia el 13 de enero de 1381. Su padre, De Boylet, era un humilde carpintero de la abadía de Carbia (Francia). La nombraron Nicoleta, en honor a San Nicolás. Era pequeña y muy hermosa. Sus padres murieron cuando Coleta tenía 17 años, dejándola al cuidado del abad. Trató de ser benedictina pero no pudo. Regaló sus posesiones a los pobres y entró en la Tercera Orden Franciscana. A los 21 años, el abad le entregó una pequeña ermita junto a la iglesia de Corbia, donde vivió en gran austeridad en oración y contemplación. Muchos venían a recibir sus consejos.

Tuvo sueños y visiones en los que San Francisco se le apareció y le pidió restaurar la primera observancia de la regla de Santa Clara.

Coleta fundó un total de 17 conventos y reformó muchos más, incluso varias casas de frailes franciscanos. Su convento más famoso es Le Puy-en-Velay (Haute-Loire).

Al igual que San Francisco; Coleta tenía una profunda devoción por la Pasión de Cristo y amaba la naturaleza.

Coleta se enfermó y predijo su muerte. Recibió la unción de los enfermos y murió en el año 1447 en su convento de Gante a la edad de 67 años. Su cuerpo fue llevado por las Clarisas al convento de Poigny. Fue Canonizada en 1807.

1626240389728

Misión

Acoger con amor misericordioso a los enfermos y a los que sufren, mediante una atención integral al estilo de Jesús Buen Samaritano, María Santísima y San Francisco de Asís, respetando y defendiendo la vida, ayudando a transformar el dolor y la soledad en medios para encontrarse con Cristo. (cfr.CC1984, 93, 95 y 110 ;CC2008, 110; UNC11).

Visión

Brindar en todas nuestras instituciones médicas servicios de prevención y atención de la salud con la calidad exigida a nivel de los estándares nacionales e internacionales, caracterizándose por la atención espiritual, haciéndolas rentables, tomando en cuenta las necesidades de la localidad que se atiende.